domingo, 22 de abril de 2018


CAMPEONES

Desde hace unos días, y con una estupenda afluencia de espectadores, se proyecta esta película que ha supuesto un aldabonazo en las conciencias de cuantos la hemos visionado.

La sinopsis de la película es muy sencilla: Marco (Javier Gutiérrez) es un entrenador profesional de baloncesto que a consecuencia de sufrir un accidente de coche por conducir bajo los efectos del alcohol, es condenado por la jueza a un trabajo social consistente en entrenar a un equipo de discapacitados intelectuales. Al principio, esta ocupación es aceptada de mal grado por el entrenador que considera el castigo un tanto humillante pero, a medida que va conociendo la personalidad de sus jugadores, se va operando en él un cambio de actitud: quizás la misma que experimenta el espectador.

Y es que la cinta nos hace recapacitar sobre el modo con el que nos relacionamos con estas personas que tienen un tipo de minusvalía evidente, quizás más llamativa que otras carencias que podemos tener los demás y que, tal vez, pasen desapercibidas, lo cual no quiere decir que por ello seamos seres superiores.

Para mí el éxito de la proyección consiste en que, lejos de despertar en nosotros sentimientos de compasión, nos hace ver a estos enfermos mentales como personas iguales a nosotros en muchos aspectos y diferentes en otros, lo que nos incita a sumergirnos en su mundo y a conocer en profundidad a estos semejantes "peculiares" y a no aislarles por el hecho de tener distintas capacidades. Es de sobra conocido que no existen dos mentes iguales y de que el concepto de "normalidad" es muy subjetivo. La ingenuidad, la trasparencia y el natural modo de actuar ante las cámaras de estos actores noveles, nos conmueve, provoca la hilaridad en ocasiones, y siempre nos motiva a la reflexión, siendo casi imposible que nuestros ojos no se humedezcan ante tal cúmulo de confrontadas sensaciones.

Buena la dirección de Javier Fesser como estupenda es la interpretación de los profesionales: Javier Gutiérrez, Itziar Castro, Luisa Gavasa y Daniel Freire. Del elenco de componentes del equipo de baloncesto, solo añadir que trabajan como auténticos actores de reparto.

Por lo que he escrito, podéis deducir mi interés para que vayáis a verla; es más, recomendaría a los profesores que la propusieran a sus alumnos como actividad extra académica de contenido formativo y convivencial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario