domingo, 17 de septiembre de 2017

REFLEXIONES CAROLINGIAS  (XIX)

Porque tenía un cuadro que representaba a una gitana bailando, decía que se trataba de una pintura de la Escuela Flamenca.

En la primera vez que a Eustorgio le invitaron a una fiesta, le indicaron que al final se brindaba copa en alto. Eutorgio no asistió. Le pareció una barbaridad arrancar un árbol.

Si estás desorientado, la solución no es buscar el Norte, sino el Oriente.

Al cruzarse en la calle se miraron… y se miraron, sin prisa. Estaban en un paso de cebra.

Era tan pobre, que aliñaba su parca comida con mucho ajo, para que se le repitiera.

Después de los atentados, de pura rabia, arrancó todos los imanes… del frigorífico.

Con el primer amor casi se ahoga en un mar de dificultades. El segundo fue un océano de incomprensión. Al final, vivió tranquilo en tierra firme, aunque era en una isla desierta.

Estudio informática para tener una amor en cada puerto…USB.

Viendo los Informativos, se me han quitado las ganas de comprar las entradas para ir a ver “Los Miserables”.

¿Me preguntan ustedes si vive aquí “el indeciso”?  Pues no sé…La verdad es que los apodos…No estoy seguro…A veces uno no sabe…Si lo supiera de fijo…………..

Le aseguraron que los filetes de lenguado no tenían espinas, pero no se lo creyó. Hace años, su pareja le dijo una cosa parecida referida al amor.

Le parecía imposible que, hasta la fecha, no hubieran bautizado a un Ciclón, categoría 5, con el nombre de su mujer.



2 comentarios:

  1. hooooooooooooooola, he estado 15 dias sin wifi, pero ya estoy aqui. Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Yo también, he estado con wifi a medio gas, aprovechando cafeterías y zonas comunes. Ya, en casita, vuelvo a pleno rendimiento. Estoy en condiciones de responder con la misma energía a tu besazo.

    ResponderEliminar